6 de junio de 2020 - Carta del Presidente para el 25° aniversario de la Asociación Internacional de Fiscales

 

Estimados colegas,

Es con gran orgullo que redacto este mensaje especial para todos ustedes el día de hoy, 6 de junio de 2020, que marca la fecha del establecimiento de la IAP 25 años atrás, en las oficinas de Naciones Unidas en Viena. Fue en aquella sala, hace ya tantos años, que los miembros de 11 países establecieron formalmente la IAP. Al día de la fecha, la Asociación es la única red mundial de fiscales, cuenta con miembros de 177 países y territorios y representa a más de 350.000 fiscales. 

Fue con gran empeño y arduo trabajo que la IAP alcanzó este progreso exitoso. Con el correr de los años, la Asociación ha sabido establecerse exitosamente como una organización con reconocimiento internacional que promueve el Estado de Derecho, la equidad, la imparcialidad y el respeto por los Derechos Humanos. Asimismo, la IAP ha tenido un rol esencial en el proceso de promoción de la cooperación internacional entre fiscales en su labor diaria y su lucha contra el delito. No caben dudas de que nuestra voz colectiva es escuchada en todo el mundo. 

Pero nada de esto hubiese sido posible sin la participación, el respaldo y la contribución de nuestros miembros y, cuanto mayor sea la cantidad de miembros con que contamos como organización, más sólida será nuestra red y más podremos hacer unos por otros como fiscales. A medida que la IAP continúe desarrollándose y progresando, estoy convencido de que nuestra Asociación alcanzará un nivel de apreciación y valoración aún mayor por parte del mundo judicial. 

Habríamos podido disfrutar tanto de estas celebraciones especiales en nuestra Conferencia Anual en Atenas, Grecia, en septiembre, pero la pandemia del coronavirus nos forzó a cancelar el evento. Sin embargo, seguramente habrá otra oportunidad para celebrarlo entre todos más adelante. Tenemos previsto presentar la “Publicación por el 25° Aniversario de la IAP”, que contendrá las reseñas históricas de

la Asociación. ¡Les prometemos que, de alguna u otra manera, lo llevaremos a cabo en otra fecha!

Con la alegría y gratitud de reunir a fiscales de todo el mundo hace 25 años, debemos recordar continuar aumentando nuestra ambición de proteger el rol del fiscal. Al margen de los desafíos que esta pandemia nos impone, les puedo garantizar con seguridad que la IAP se encamina hacia el futuro con la mayor motivación y energía posibles, con el objeto de elevar a un nuevo nivel las normas que rigen la actuación de los fiscales en todo el mundo.

Mis mejores deseos a todos ustedes y sus seres queridos. Espero volver a verlos pronto.

¡Saludos!